lunes, 9 de diciembre de 2013

HOMENAJE A LOS BÉCQUER Centenario del traslado de sus restos a Sevilla. Museo de Bellas Artes.


Gustavo Adolfo Bécquer
Magnifica Obra de su hermano Valeriano

Este año de 2013 el Museo de Bellas Artes de Sevilla conmemora la celebración del centenario del traslado de los restos mortales de Valeriano y de Gustavo Adolfo Bécquer a Sevilla. Ambos hermanos fallecieron en 1870, siendo enterrados en Madrid hasta que en 1913 se procedio a la exhumación y posterior traslado a su ciudad natal. Tras su llegada en ferrocarril fueron custodiados en la capilla de la Hermandad de las Siete Palabras de la Iglesia de San Vicente.
Por este motivo el Museo de Bellas Artes organizó una velada poética en honor de ambos hermanos en la conocida como Sala Murillo.Estuvo presidida por los presidentes de las Academias de Bellas Artes y de Bellas Letras y en ellas se leyeron varias poesias de Gustavo Adolfo. Tras este evento, las autoridades se dirigieron a la Iglesis de San Vicente para proceder al traslado de los restos hasta la Iglesia de la Anunciación, perteneciente a la Universidad. En cuya cripta reposan sus restos.


Julia Bécquer Coghan, hija del pintor Valeriano, fue quien donó a la institución los retratos familiares y el suyo propio, expuesto ahora al publico por vez primera.


Julia Bécquer Coghan
1861
Valeriano Dominguez Bécquer
Donación Julia Bécquer Coghan, 1925
Exquisita muestra de la retratistica de Valeriano es este pequeño retrato de su hija Julia siendo el unico documentado pintado por el pintor a su hija. Nacida el 5 de diciembre de 1860, el retrato fue pintado cuando la niña tenia cinco meses.


José Dominguez Bécquer
1830
Antonio Maria Esquivel
Donación Julia Bécquer Coghan, 1925
La pintura romantica adquirió en Andalucia una personalidad diferenciada del resto de España.
Sevilla concentró un elevado numero de artistas que llevaron a cabo una pintura basada en la captación de un entorno cotidiano que reflejan unas costumbres y tipos concretos. Entre 1830 y 1868 el costumbrismo fue tratado profusamente por la mayoria de los pintores que trabajaban en Andalucia, llegando a formar un grupo definido dentro del panorama artistico español del momento. En este contexto los Bécquer constituyen una de las sagas de pintoresmás relevantes del momento. José Dominguez Bécquer (Sevilla 1805-1841) fue el iniciador de una de las familias más prolijas en lo que a produción artistica romántica se refiere. Centrado en escenas costumbristas fundamentalmente, tambien cultivó el retrato, destacando por ser el creador de una serie de temas y motivos que sirvieron de base y modelo para otros pintores.
Gustavo Adolfo Bécquer, es sin duda la figura más emblematica y reconocida de esta saga. Su obra e imagen ha traspasado la frontera de lo meramente litererio y artistico para convertirse en mito. Nacido en Sevilla en 1836, fallecio, como su inseparable hermano, en 1870. Demostró tener una sensibilidad extraordinaria como poeta, literato y dibujante como quedó pantente en los numerosos apuntes y bocetos que de su mano se conservan. De un modo u otro Gustavo Adolfo y Valeriano compartieron sus años de plenitud artistica, lo que demuestra una convivencia extraordinaria, no solo en lo personal, sino en lo artistico.


Siempre se aprende y resulta un placer visitar el Museo de Bellas Artes de Sevilla.
!Hasta el año que viene, 2014!


No hay comentarios:

Publicar un comentario